Científicos de los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU descubren una explicación genética para un síndrome frustrante

(Traducción de la nota ”NIH scientists uncover genetic explanation for frustrating syndrome”. Traducida por Ale Guasp para Genéticamente Incorrecta)

Se descubrió que algunos síntomas previamente inexplicables se asocian a múltiples copias de un solo gen.


Científicos de los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU (NIH) identificaron una explicación genética para un síndrome caracterizado por síntomas múltiples, frustrantes, y difíciles de tratar, que incluyen mareos y vértigo, rubefacción y prurito, trastornos gastrointestinales, hiperlaxitud articular, dolor crónico, y problemas articulares y óseos. 
Algunas personas que tienen estos variados síntomas tienen niveles elevados de triptasa – una proteína en la sangre que a menudo se asocia a las reacciones alérgicas. Las copias múltiples del gen de la alfa triptasa conducen a estos aumentos en la triptasa y pueden contribuir a estos síntomas, de acuerdo a nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), dependiente de los NIH.

Otros estudios han indicado que entre el 4 y el 6% de la población general tiene niveles elevados de triptasa. Mientras que no todas estas personas tienen síntomas, muchas sí los tienen, aumentando la posibilidad de que este rasgo, levemente prevalente, en algunos casos derive en síntomas, aunque todavía no está esclarecido cómo sucede esto .

“Este trabajo sugiere que múltiples copias del gen de la alfa triptasa podrían ser la base de los problemas de salud que afectan a un importante número de personas”, dijo el Director del NIAID, Dr. Anthony S. Fauci. “Identificar una causa genética para el valor elevado de la triptasa abre una puerta para que desarrollemos estrategias para diagnosticar y tratar a las personas que tienen este cambio genético”.

Anteriormente, los investigadores del NIAID habían observado que una combinación de síntomas crónicos y a veces debilitantes, como la urticaria, el síndrome de colon irritable y las articulaciones muy flexibles son familiares y se asocian con elevados niveles de triptasa. Muchos miembros de familias con la triptasa elevada también tienen síntomas consistentes con otros trastornos en el funcionamiento del sistema nervioso autónomo (Disautonomía), incluyendo el POTS, que se caracteriza por mareos, desmayos, y un aumento de la frecuencia cardíaca al ponerse de pie.

En el estudio realizado ahora, que aparece online el 17 de octubre de 2016 en la revista científica Nature Genetics, los científicos describen cómo identifican una causa genética de la triptasa elevada, estudiando estas familias severamente afectadas. 
Los análisis iniciales orientaron a los investigadores hacia el gen de la alfa triptasa, y diseñaron una nueva prueba de laboratorio para detectar el número de copias del gen de la alfa triptasa. El análisis de 96 familias afectadas y de 41 miembros no afectados de 35 familias confirmó que todos los miembros afectados habían heredado múltiples copias del gen de la alfa triptasa. Los experimentos de laboratorio sugirieron que las copias adicionales llevaban a un aumento en la producción y liberación de la proteína alfa triptasa desde las células inmunes.

Además, los científicos encontraron que las copias adicionales de los genes se asociaban con efectos más severos. Los miembros de las familias con 3 copias del gen de la alfa triptasa tenían mayores niveles de triptasa y tenían más síntomas que quienes tenían dos copias.

“Estas familias habían pasado años sin un diagnóstico médico, y a muchas se les había dicho que algunos de sus síntomas “estaban en sus mentes”. Estos resultados no solo brindan una explicación genética para la combinación de síntomas que tienen estos pacientes; también apuntan a una potencial solución”, dijo el Dr. Joshua Milner, jefe de la Sección de Genética y Patogénesis de la Alergia en el Laboratorio de Enfermedades Alérgicas del NIAID y autor principal de ese estudio. “Si podemos desarrollar una manera de bloquear la alfa triptasa, podríamos ser capaces de aliviar algunos o todos los síntomas relacionados con los niveles elevados de triptasa”.
Luego, los científicos investigaron este cambio genético en la población general. Evaluaron a un grupo de pacientes de los NIH a quienes se les había secuenciado el ADN por razones no relacionadas con la triptasa, así como a un grupo de voluntarios sanos no relacionados del estudio ClinSeq – 172 personas en total. Para sorpresa de los científicos, todas las personas con elevados niveles de triptasa también tenían duplicaciones en el gen de la alfa triptasa. Muchas de las personas con el gen duplicado tenían síntomas similares a los observados en el grupo original de familias severamente afectadas, incluyendo el síndrome de colon irritable, las rubefacciones en la piel y el prurito.

“Las familias que estudiamos originalmente pueden estar entre las más severamente afectadas en el espectro de la enfermedad, mientras que otras personas con duplicaciones en el gen de la alfa triptasa tienen menos síntomas o síntomas más leves”, destacó el Dr. Jonathan Lyons, investigador asistente clínico en el Laboratorio de Enfermedades Alérgicas del NIAID y primer autor del trabajo. “Además, es importante destacar que muchas personas con niveles de triptasa normales también sufren estos problemas. Esperamos que nuestro estudio abra las puertas para un trabajo futuro, para entender también la causa de sus síntomas”.
Aunque es necesario realizar más investigaciones para comprender cómo los niveles elevados de triptasa contribuyen a esta constelación de síntomas, este estudio ayuda a establecer el escenario para avances futuros en el diagnóstico y el tratamiento. Por ejemplo, el desarrollo adicional de pruebas de laboratorio para detectar las copias del gen de la alfa triptasa eventualmente podría llevar a un test diagnóstico que podría utilizarse para identificar personas con este cambio genético. Los científicos también están planeando desarrollar estrategias para bloquear la alfa triptasa, que potencialmente podrían aliviar los problemas de salud relacionados con las copias adicionales de ese gen.

Mientras tanto, las personas que sospechan que podrían tener este síndrome deberían trabajar con sus médicos para manejar sus síntomas, destacó el Dr. Milner.


Referencia bibliográfica:

  • JJ Lyons et al. Elevated basal serum tryptase identifies a multisystem disorder associated with increased TPSAB1 copy number. Nature Genetics DOI: 10.1038/ng.3696 (2016).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Entradas populares: